Las plantas: un placer para desconectar del estrés diario.

Mi pasión: las plantas.

Las plantas, mis grandes amigas. Desde que me independicé mi amor por ellas no ha hecho más que crecer. Las plantas me ponen de buen humor, me alegran el día nada más ver la belleza de su porte y sus formas caprichosas, las diferentes tonalidades de verde de sus hojas, así como aquellas nuevas que van creciendo ahora en primavera.

Es cierto que cuidar de las plantas requiere tiempo, mimo y cuidado, es por ello que es una de mis actividades favoritas cuando quiero desconectar del día a día. Las suculentas o crasas son plantas con formas muy bonitas y singulares, puesto que alguna de sus partes ha evolucionado para retener agua y sobrevivir en épocas de sequía o zonas donde por lo general no llueve mucho, de ahí este aspecto esponjoso. La palabra suculenta proviene del latín y significa “jugoso“.

Algunas cuestiones generales:

Las suculentas requieren de la luz directa para poder vivir, pueden adaptarse al interior de las casas pero por experiencia propia se dan mejor fuera y con luz. No son muy exigentes en cuanto al riego, si nos pasamos se pueden llegar a pudrir. Es por esta razón que la maceta debe tener un buen drenaje, así como el sustrato. Algunas de estas especies cuando les falta agua empiezan a arrugarse, así que cuando observes sus hojas arrugadas ya sabes lo que te estará pidiendo.

Crássula ovata – Gollum

En casa tengo una pequeña colección, algunas especies que he ido comprando poco a poco, bien porque me llamaba la atención sus colores o sus formas caprichosas, como la de esta foto que parecen las comúnmente llamadas “Orejas de Shreck” pero cuyo nombre científico es Crássula ovata – Gollum. Su forma compacta a simple vista nos da la sensación de que tenemos un pequeño arbolito en casa, es muy resistente y requiere pocos cuidados. Yo la tengo en el balcón, donde está expuesta al sol unas cuantas horas al día, sólo la riego cuanto el sustrato está seco, aproximadamente una vez a la semana o cada 12 días.

Aeonium undulatum u Oreja de Abad

Y hablando de orejas… este joven y pequeño ejemplar de suculenta pertenece al género Aeonium, especie undulatum, también llamada Oreja de Abad (Bejeque de Gran Canaria u Oreja de Gato). Aunque es endémica de Gran Canaria podemos verla en otras islas, ésta que tengo en casa la compré en un vivero de Tenerife (Madre del Agua), incluso crece hasta en los tejados de las casas antiguas (y no tan antiguas).

Su preciosa roseta puede alcanzar los 30 centímetros de diámetro, sus hojas presentan forma espatulada de color verde brillante, aunque expuestas al sol pueden adquirir un color rojizo. Por lo tanto pueden estar a pleno sol o en semisombra, esta última se recomienda en meses de verano con temperaturas muy altas. Se deben regar muy poco, aproximadamente una vez al mes ya que se dan bien en climas secos, son sensibles al exceso de humedad.

Echeveria chihuahuensis

Aunque puede que me equivoque por la similitud entre las especies de suculentas (y porque no soy botánica), la planta de esta foto es una Echeveria chihuahuensis, sus preciosas rosetas tienen un tono verde azulado, como pueden ver en la imagen y las puntas un tono rosado intenso.

Prefiere la luz solar directa yo la tengo en un pequeño patio donde no le da el sol pero si tiene bastante luz durante todo el día. No requieren de mucha agua, de hecho es un problema, ya que ahogaríamos a la planta poco a poco o sería muy fácil que crecieran hongos. Como les decía en los párrafos superiores, es mejor dejar pasar unos 15 días aproximadamente, cuando la tierra esté seca.

Sedum

Este preciosos ejemplar pertenece al género Sedum, que a su vez pertenece a la familia de las Crasulaceas y son capaces de soportar diversas temperaturas. Esta planta la tengo en el balcón a pleno sol, de ahí ese tono “rojizo” de sus hojas. Estas plantas son perennes, por lo que si las cuidamos de manera adecuada estarán con nosotros durante muchos años (eso espero jeje).

Sus hojas en forma de cilindro almacenan agua y nutrientes, de ahí su aspecto “jugoso y gordito”. En cuanto al riego, sigo la misma pauta que con las demás, cada 15 días aproximadamente.

Mantenimiento de las plantas.

Ahora que estamos en cuarentena por el Coronavorius, las plantas van a ser parte de mis distracciones, me ayudan a conectar con la naturaleza y ya que no me puedo acercar a ella, la disfruto dentro de casa. ¿Te gustan las plantas?, ¿cuáles son tus favoritas?, ¿qué vas a hacer durante la cuarentena?. ¡Saldremos de esta!.

Si no quieres perderte mis artículos y recibir un pequeño aviso, deja tu email aquí:

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Publicado por Carolina Toledo

Carolina Toledo es mi ventana al mundo, donde busco y promuevo un estilo de vida sostenible, en todos los ámbitos: moda, belleza, decoración, deporte, estilo de vida, etc.

2 comentarios sobre “Las plantas: un placer para desconectar del estrés diario.

  1. Bua las plantas que tienes me encantan son de mis favoritas ya que no necesitan casi cuidados por que mantienen en las hojas agua dentro, y son tan bonitas por su geometría, yo también me voy a dedicar a cuidar las plantas aunque a mi esta cuarentena no me afecta en cuanto a tiempo ya que tengo un niño pequeño y me quita todo el tiempo del mundo. Envidio a esa gente que puede aprovechar y sacarle partido ese tiempo en casa.
    Un saludo y gracias por la entrada.

    Me gusta

Responder a Carolina Toledo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: