El calzado perfecto para el día a día

Siempre he sido una apasionada de los zapatos de tacón, aunque luego no me los ponga pero seguro que os ha pasado también a vosotras, más de una vez he comprado algún par porque me parecía precioso y ser tan incómodos, que nunca más ponérmelos... (...)Con los años he ido valorando la comodidad por encima…